Mi Cesta

CRISTO FUE UN MOZART | Espiritualidad cátara
Del libro de Juan de San Grial ¨EL CRESCENDO DEL BIEN¨
Espiritualidad cátara
Republica Guinea Ecuatorial 4º-7C46022Valencia, España+34 677-928-573

¡Cristo fue un mozart!

Los fariseos mienten cuando dicen que a Cristo, de niño, le gustaba cantar en el coro de la sinagoga. La Madre Divina adoraba el canto de Cristo, su voz angelical no de esta Tierra, y la música maravillosa que sacaba de su lira de Orfeo. ¡He aquí donde estaban Beethoven y Mozart, la número cuarenta y la cuarenta y uno —Júpiter—, y La flauta mágica!

¡La voz de Cristo sonaba como la suma de cien mozarts! Tchaikovsky llamó a Mozart cristo musical. ¡Pero Cristo también fue un mozart! Cada interpretación suya de una nueva romanza divina con el flautillo de pastor (y el Pastor pastorea a sus ovejas con ayuda del flautillo) se convertía en una nueva ‘Flauta mágica’.

Cristo cantaba su ‘Flauta mágica’ a la Pastorcita en la Montaña del Ruiseñor y tocaba para Ella el laúd mágico y las campanillas milagrosas.

*

Mozart, en La flauta mágica, la última obra que acabó, tan solo unos meses antes de su muerte, se acercó a la Madre Divina como nunca antes. Ciertamente se convirtió en un cristo, el que canta el canto de Minné a la Madre Divina en la Montaña del Ruiseñor, en persona de sus oyentes, amigos y de todos a quien amaba.

Entendiendo la genialidad como una manifestación de Minné, Mozart exteriorizó su propio genio en los símbolos mínnicos de La flauta mágica, en los símbolos del univérsum divino.

La misma flauta mágica es un instrumento misterioso que da consonancias mínnicas. ¡Pamina y el príncipe Tamino son personajes completamente mínnicos! Pamina (de minné: Pa-mina) adora al príncipe Tamino (Ta-mino, minné). Los enamorados por fin se han encontrado, pero ambos pasan sus ciclos de iniciación, y el príncipe Tamino ha dado el voto de silencio. Pamina cree que el príncipe no la ama y está dispuesta a morir... Un pasional 15 más allá de los límites... 

Si no hay Minné, lo que espera al hombre es la muerte (!).

*

Mozart : la música de las luces purísimas de las bibliotecas místicas intergalácticas

EL CRESCENDO DEL BIEN

Mozart fue elevado al Olimpo y escuchó la música de las divinidades. Es su último, supremo misterio.

¡Sin recelo podemos llamar a Wolfgang Amadeus un dios musical, un apolo! El piano en sus composiciones mágicas se convierte en la cítara de cuerdas doradas de la divinidad de rizos de oro.

Mozart escribía la música de las luces purísimas, copiándola de las bibliotecas místicas intergalácticas. Él mismo fue una divinidad viva de bondad y luz purísima.

Roma, como es sabido, respondía con sabotaje y odio secreto. Miremos por ejemplo los retratos. Una dulce luz de gracia emanaba del rostro de este apolo musical... ¡pero intentad encontrarla al menos en un solo retrato de Mozart pintado por sus contemporáneos! Es imposible verlos: la nariz bulbosa, la peluca torcida, los ojos vacíos, inexpresivos...

La pintura pasaba por la misma censura que la música. A la gente bondadosa, divinidades encarnadas, la afeaban intencionadamente. Mientras que a los deformes innatos —a los jerarcas, abubillas racionales de sangre fría— los pintaban como jacintos y narcisos.

*

La polifonía mínnica surgió en Hiperbórea 

La musicalidad de los minnecantores fue abolida por Roma en el siglo XVII, con el pretexto de formar supuestamente parte de ‘una civilización bárbara’. 

La concepción romana era: hasta el siglo XVI no existió música alguna. Se creía que solo Palestrina, Buxtehude y demás músicos cortesanos eclesiásticos, bendecidos por Roma (igual que Salieri, que envenenó a Mozart), dieron comienzo a la práctica musical espiritual de múltiples voces de la Edad Moderna. En realidad, la música espiritualizada, al igual que la teología y la liturgia, y la virginidad, ¡fue robada a los menestriles, los herederos de Hiperbórea mínnica!

En los tiempos de la Hiperbórea musical reinaba un espíritu asombroso de ensemble, de concilio: hasta mil flautas y campanillas mágicas sonaban al mismo tiempo.

Las almas eran inmaculadas, estaban admirablemente unidas. Sus voces se entrelazaban formando gamas maravillosas. De allí surgió la polifonía: tres, cuatro,
ocho voces.

*
CD de piano musica interpretada por Juan de San Grial

Las romanzas bienaventuradas de Minné

Los minnesíngeres no eran músicos ciegos errantes con laúdes en las manos, sino los e specialmente consagrados a Minné, a la Virgen Purísima. Con ayuda de la música, los minnesíngeres purificaban las almas y les traían beatitudes, paz, alegría y vida eterna.

Sus instrumentos y voces reflejaban las esferas celestiales del Aposento Nupcial.

Los cánones y acatistas ortodoxos, los misales romanos con cantos bonitos, no son nada más que una reminiscencia de la música origina l que la Madre Divina escuchó y regaló generosamente a los menestriles y minnesíngeres.

Fueron muchos en España y en toda Europa, en Rusia, en la India,... en todos los países del mundo. Traían los pergaminos de la Palabra de la Madre Divina, la música del Reino y la imagen auténtica de Cristo.

Lo que ha quedado en nuestros días de los antiguos cánones y acatistas marianos son miserables migajas de las romanzas y bienaventuranzas de Minné que sonaban sin cesar en los aires de la Edad Media mariana.

La Madre Divina sigue queriendo regalar la música que adora. Hasta hoy en día escucha a Cristo, al pastor de la Montaña del Ruiseñor que toca para Ella su flautillo. En los tiempos de Alejo I el Serenísimo (el Malignísimo) de Rusia, cientos de miles de menestriles fueron sometidos a un genocidio y exterminados. ¡Cuántos de ellos fueron aniquilados... y se unieron a la gloria del Segundo Gólgota, el Gólgota de Solovkí16!

En la persona de los bardos y menestriles, Rusia crucificó a Minné. Incluso la mismísima Teoengendradora, nuestra Mamaíta, Madre Amante, Madre Adorante, fue apedreada
en la persona de ellos...

¡Está cerca el tiempo cuando descenderán miles de nuevos menestriles! Aceptarán la espiritualidad de Alma Máter Dei et Humani y entonces se suprimirá la música de variedades barata, el pop, rock, etc. ¡Miles de cantores del amor celestial harán descender beatitudes inefables y una alegría que traslada a la vida eterna! 

¡He aquí lo que merece el ser humano, una divinidad nacida para ser coronada y vivir eternamente!


15 Estado espiritual de sufrimiento consagrado, martirio del ser interior que es acompañado de beatitud. (N. del E.)

16 En las enseñanzas del autor, el sufrimiento colectivo de 200 millones de almas inocentes durante el s. XX recibe el nombre de Segundo Gólgota, según la profecía apocalíptica del monje ruso Job (Jesús) de Anzer (1635-1720), apresado por el zar en las Islas de Solovkí (Mar Blanco). El monasterio solovkiano, fundado en un lugar sagrado desde la antigüedad, se convirtió en los tiempos estalinianos, en la ‘capital’ del sistema del Gulag soviético y en uno de los campos de concentración más atroces para sacrificar a miles de mártires inocentes, sobre todo creyentes y heterodoxos. Los restos de algunos de ellos fueron hallados intactos. (N. del E.)

Kondratiy Andreyev

Estamos en las Redes Sociales

Suscríbase y reciba de regalo una revista en PDF
'EL BARCO BLANCO'

Suscríbase y reciba de regalo 1 canción del álbum MP3
'Atlantic Lira'

¿Como pagar atravéz de tarjetas bancarias?

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadisticas de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si accepta o continuar navegando, consideramos que acepta su usa. Puede cambiar la configuración u obtener más información haga clic en el botón "Política de Cookies"