Mi Cesta

El Santuario del Grial en el Catarismo

Los pasajes del libro de Juan de San Grial "El Santuario del Grial en el Catarismo"

12.05.2008 Costa Brava

1 . La silenciosa música del Cáliz

Cáliz… ¡Oh, Cáliz!… ¡Oh, Cáliz!… Su música silenciosa…

De él provienen los trovadores, los bardos, los cantores… La poesía, el arte… 

¡Cuán inconsciente es a veces la reproducción de la atmósfera en torno al Cáliz! No hay deseo más codiciado por el ser humano que convertirse en su Lancelot, en el guardián del Cáliz. Cristo, en sus iluminaciones elevadísimas, vio una agradecida humanidad divinizada custodiando el Cáliz. 200 millones de guardianes… Inconcebible.

2 . Misterioso guardián

El Cáliz sonaba desde dentro. El que se hacía merecedor de su presencia, se convertía en su misterioso custodio.

El Cáliz se instalaba en lo interior de maravillosa manera. Daba noticias de sí. Se delineaba el templo, el altar del Cristo de los cristos y de la Divinidad de divinidades. Brillaba hacia todos los mundos el emblanquecido hueso nacarino, de tal manera que el devoto, ya en sus días terrenales, ascendía hacia los cielos en cuerpo y alma y se elevaba a lo alto.

EL SANTUARIO DEL GRIAL EN EL CATARISMO

3 . El poseedor del Cáliz

Al que hubiera merecido su presencia se le lla maría poseedor del Cáliz. Se le desvelaría el pléroma de Cristo (Cristo desde dentro, in alcanzable con el intelecto, los dogmas, los cánones). 

El Cristo recóndito les descubría a ellos su corazón y se hacía su amigo. Más que el amigo, el novio. Más que el novio, el amado. Más que el amado, todo su ser. Y aún más: la Divinidad... La Divinidad de las divinidades. 

Cristo se transubstanciaba en el interior del poseedor del Cáliz y le servía inefablemente, como sirvió en sus días terrenales; considerando al servidor más alto que el servido… Éste era un servicio particular del Cáliz, que Él prestó por amor, ofreciendo al Altísimo el voto de servicio a los hombres hasta el fin del mundo. [...]

5 . El peregrinaje del Cáliz

El Cáliz ha peregrinado; el Santo Grial estaba oculto durante gran parte de este tiempo, encontrándose en la dimensión ‘4,5’2. Y sus novias y favoritos consideraban un honor convertirse en un peregrino errante (cálica3): ‘En la tierra tengo un único tesoro imperecedero: el Santo Grial, que envuelve en sus vestiduras y cuerpos inmortales.’

El motivo del constante peregrinaje del Cáliz era su inaccesibilidad para los adeptos cósmicos del Tíbet (4ª dimensión) y para los sacerdoteschotacabras (como llamó despectivamente Cristo a los clérigos romanos).

Los guardianes, pajes, discípulos y custodios del Cáliz con frecuencia se desconcertaban como la Madre de Dios:

¿Por qué el Grial los abandonaba repentinamente? ¿Por qué el santo trono del Altísimo no se instalaría definitivamente en Corbenic, Montsalvatge, Escocia, Marsella, Béziers, Peyrepertuse, Carcasona, San Salvador…?

Se los podía comprender. ¿Acaso puedes separarte de Cristo una vez que lo has encontrado?

El poseedor del Cáliz está envuelto en amor hacia Él y no puede pensar en nada más.

Así, la novia con todo su ser, está vuelta hacia el Novio y sólo desea una cosa: que el Amado celestial la visite lo más seguido y nunca la deje. Con humildad acepta, pues, Su partida, comprendiendo que no puede ser de otra manera…

6 . El Cáliz se traslada por los aires

A veces, el custodio y guardián del Cáliz lo trasladaba por los aires, desde la grádula4 a uno de los castillos indicados en la mística pantalla blanca.

A veces, el Grial mismo se elevaba por los aires y se trasladaba a una distancia de varias decenas de kilómetros.

¿Por qué el Cáliz se multiplicaba? Estaba destinado a nutrir a toda la humanidad.

El Santo Grial no sólo visitó Europa, sino la mayoría de los países del mundo. Estuvo en Asia, África, Sudamérica y en Canadá...


2 Según el autor, en la tierra estamos en la 3ª dimensión, la 4ª es la dimensión del cosmos y la 5ª es la del Reino Celestial. La dimensión 4,5 es la esfera entre la tierra y el Cielo, la esfera del Santo Estar.

3 Cálica (de ‘cáliz’) – Los peregrinos santos, ungidos del Grial, guardianes del Cáliz sagrado —Aut.

4 Grádula – Una terraza en la cima de los castillos cátaros, donde se encontraba el trono de la dirección (gradulación) mística del mundo.

Kondratiy Andreyev

Estamos en las Redes Sociales

Suscríbase y reciba de regalo una revista en PDF
'EL BARCO BLANCO'

¿Como pagar atravéz de tarjetas bancarias?

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadisticas de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si accepta o continuar navegando, consideramos que acepta su usa. Puede cambiar la configuración u obtener más información haga clic en el botón "Política de Cookies"